Hacer dietas continuamente se puede convertir en algo dañino para la salud. Además, son poco efectivas para la pérdida de peso a largo plazo. Generalmente la gente usa las dietas durante un periodo temporario en el cual pierden una cantidad x de kilos. Lo hacen perdiendo peso muriéndose de hambre y sacándole al cuerpo nutrientes que necesita para su normal funcionamiento. Entonces cuando les satisface el peso al que llegan o se hartan de no poder comer nada, la abandonan y recuperan todos los kilos que perdieron o más.

Esto se llama efecto rebote y generalmente te hace ganar más peso que el que tenías antes porque el cuerpo intenta evitar quedarse sin energía por lo que acumula toda la grasa posible para futuras “emergencias”, o sea, para futuras dietas que hagas.

Lo que quiero que te quede claro de todo esto es que ¡las dietas no funcionan!

Cambia tu mentalidad

Si quieres perder peso, deja de hacer dietas. Las dietas son temporarias y no funcionan, lo que es peor, muchas incluso son dañinas para la salud. Lo que tienes que intentar es comenzar a comer saludablemente. Y entre esas dos cosas hay una gran diferencia. El alimentarte sanamente se trata de tomar decisiones permanentes de dejar de comer ciertas cosas, remplazar otras y reducir el consumo de otras más. No te voy a decir que cambies de un día para el otro, eso sería una locura.

Por supuesto, de vez en cuando puedes darte el lujo de comer tus comidas favoritas, la palabra clave de todo esto es moderación. Si estas comiendo sanamente el 80% de las veces, un pedazo de torta ocasional no te matara.

Esto es un estilo de vida permanente que elimina el efecto rebote que hace que tu peso baje y suba como un yo-yo.

Ahora, quizás te estés preguntando, ¿qué hago si quiero perder peso rápido? Si pierdes peso demasiado rápido eso significa que te estás muriendo de hambre y/o no estás comiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita para mantenerse saludable. Eso nunca es bueno, sin importar cuanto peso pierdas.

Además, la pérdida muy rápida de peso puede dañar tu metabolismo y causar que ganes peso más rápido que antes si empiezas a comer mal nuevamente. El adelgazar muy rápido no es realista. Tienes que darte tiempo.

La clave para un plan de perdida de peso realista, saludable y efectivo es el cortar consistentemente las grasas saturadas, salir a hacer ejercicio cardiovascular 3 o más veces por semana e incrementar la cantidad de fibras y proteínas que se consumen. Y si, toma tiempo.

Además deberías estar comiendo más comidas, menor cantidad y más seguido pues la digestión ayuda a aumentar tu metabolismo. (Asegúrate de comer comidas apropiadas).

Así que ignora esas dietas de moda en las que tienes es que comer dos veces por día cortando todas las grasas y carbohidratos pues no sirven para nada.

Los carbohidratos y las grasas también son necesarios para que nuestro cuerpo funcione de manera adecuada. El problema viene cuando comemos demasiados. No son tan malos si los consumimos con moderación.

Como dije antes todavía puedes comer las comidas que adoras, como helados, galletas dulces, tortas, etc., siempre que recuerdes que todo debe ser moderado. Si te prohíbes de comer las comidas que más te gustan, pronto te aburrirás y correrás el riesgo de volver a tus antiguos hábitos alimenticios.

Toma decisiones más saludables.

Tener hábitos alimenticios saludables simplemente significa tomar mejores decisiones alimenticias. Es algo mucho mejor que las dietas, y no tiene por qué significar que te estés muriendo de hambre.
Aquí hay algunas ideas de los cambios que puedes hacer poco a poco. Recuerda, esto no es una dieta, es un estilo de vida permanente al que debes pegarte a partir de ahora, y al mismo tiempo premiarte cada tanto con tu plato preferido.
Y aquí está la mejor parte, ¡vas a perder peso! Acompaña a este nuevo plan de alimentación con ejercicio y perderás aún más.

  • Come pan integral en lugar de pan blanco
  • Toma leche desnatada o leche de soja en lugar de leche entera. La leche de soja se buena para el corazón y tiene mucha proteína.
  • Come arroz integral en lugar de arroz blanco
  • Toma agua en lugar de refrescos azucarados
  • Toma jugos de fruta sin azúcar y sin edulcorantes artificiales
  • Come avena en lugar de cereales azucarados
  • Come papas horneadas en lugar de papas fritas
  • Come pasta de trigo integral en lugar de pasta común
  • Come carnes sin grasas, y quítale la piel al pollo
  • Elije un dia a la semana en el que puedes comer lo que quieras (Con moderación)

Fíjate que no te estoy sugiriendo que te mueras de hambre, simplemente te digo que tomes decisiones más sanas para ti y tu cuerpo.

¿Y las calorías?

Quizás te estés preguntando sobre las calorías que comes. Bueno, si tomas algunos de los consejos que di arriba, no solo estarás alimentándote más sanamente, sino que también vas a estar disminuyendo el número de calorías que ingieres, ya que las comidas que sugerí tienen menos.

Además de eso, intenta controlar las porciones que comes, no te devores varios platos de algún alimento solo porque es bueno, pues todo en exceso es malo, el control de las porciones es muy importante, trata de comer menos cantidad, y come más lento, para sentirte más lleno.

Controlar tu peso no es sobre seguir esa dieta que viste en una revista que te prometió perder 20 kilos en 2 semanas, es sobre cambiar tus hábitos alimenticios para controlar mejor lo que comes. Tu cuerpo y tu metabolismo te recompensaran.

Free clock for your web page relojes para el blog
Besucherzähler
© 2013 Tener Abdomen Plano. Todos los derechos reservados.