Vivimos en una sociedad donde todo el mundo quiere las cosas ahora. Las personas están obsesionadas con los atajos como la dieta del té, o la dieta de no comer nada nunca, u otras “soluciones” que te prometen perder x cantidad de kilos en tantos días. Esto no es así, y no es saludable.

Si estas “fantásticas dietas” funcionaran, ¿no te parece que todas las personas que conoces tendrían un estomago plano? Si todo funcionara como las campañas publicitarias prometen, no existiría el gran problema de la obesidad y todos tendrían el cuerpo que quieren.

No me malinterpretes, el té verde tiene propiedades diuréticas que te ayudan a perder peso, pero no es posible usarlo como única herramienta para hacerlo. No te creas las modas que te prometen perder peso rápido y sin esfuerzo.

No hay atajos

No hay maneras rápidas para tener un vientre plano. Es necesario trabajar duro y mucha dedicación. Lo bueno es que cuanto más tiempo le dediques, se te hará más natural, pues tu cuerpo se ira adaptando poco a poco a la nueva rutina. Así que si no estás preparado para educarte sobre los hábitos alimenticios saludables y el hacer ejercicios no tiene sentido que quieras un abdomen esbelto y tonificado. No lo lograras siguiendo otro camino, eso te lo aseguro. Puedes segur las dietas de moda todo  lo que quieras, pero descubrirás que no tiene nada de rápido. Muchas de ellas incluso dañan tu metabolismo y te hacen ganar más peso al largo plazo.

El morirte de hambre puede parecer una manera rápida de perder peso, pero lo que en realidad está sucediendo es que estas frenando tu metabolismo, y cuando vuelvas a tus hábitos alimenticios anteriores, cosa que harás tarde o temprano, recuperaras todos los kilos que bajaste es un santiamén.

Comienza por cosas pequeñas

No esperes cortar todos los alimentos dañinos de tu dieta y comenzar una rutina de ejercicios todo a la vez, tienes que ir avanzando de a poco, para que luego se convierta en una rutina. El cuerpo necesita de 6 a 8 semanas para acostumbrarse a un cambio, así que ese es el tiempo que deberás luchar, luego será más fácil hacerlo. Comienza por elegir una o dos cosas que planeas lograr, por ejemplo, eliminar todas las bebidas azucaradas de tu dieta y reemplazarlas por agua por las próximas dos semanas.  Ese es un objetivo mucho más realista que decir que vas a comer saludablemente por las siguientes dos semanas y cambias todos tus alimentos de una vez sola. Hazlo por pasos, avanza lentamente y ve aumentando progresivamente tus objetivos, te sentirás realizado cuando veas que puedes ir cumpliendo tus metas.

Haz lo mismo con el ejercicio. Comienza por caminar distancias pequeñas y ve aumentándolas paulatinamente. No esperes salir el primer día y correr 10 kilómetros si estabas viviendo una vida sedentaria, eso no va a ocurrir. Camina alrededor de tu manzana, camina en un caminador, no uses tu automóvil, ve caminando.

Píldoras

Nunca voy a recomendar ni usar píldoras para adelgazar. No importa que parezcan seguras, todas tienen su “fórmula secreta”, que no conoces, por lo que no sabes lo que estas ingiriendo. En el mejor de los casos puede ser inofensivo, pero siempre está el riesgo de que te dañe de alguna manera. No son medicamentos, puesto que no estás aprobadas por las autoridades sanitarias de los países. Puede sucederte cualquier cosa. Además si funcionaran, los médicos las recomendarían.

Estos métodos fáciles de bajar de peso son falsos, y un montón de personas gastan su dinero en ellos cada año, ¡no seas uno más!

Los comerciales juegan con el desconocimiento de la gente sobre la pérdida de peso, y las píldoras te darán, en el mejor de los casos, falsas esperanzas. Si cualquier compañía te ofrece una “manera comprobada” de perder peso, ten por seguro que lo que quieren es tu dinero.

Que hacer para adelgazar a largo plazo

Si quieres aplanar tu abdomen de la manera correcta, edúcate sobre los hábitos alimenticios saludables y el ejercicio, como los ejercicios abdominales o caminar.

Free clock for your web page relojes para el blog
Besucherzähler
© 2013 Tener Abdomen Plano. Todos los derechos reservados.